8 de marzo de 2009

Los abrazos. Contención, reconocimiento, afecto, reciprocidad


Lectura: 2 minutos

Un abrazo podemos darlo o recibirlo y si bien es una ceremonia simple tiene un alto valor afectivo y simbólico.

Es importante lo que el contacto físico adecuado puede lograr en nuestra salud y bienestar. Y los abrazos auténticos son una de las mejoras formas de lograrlo.

Un abrazo debe ser una expresión amorosa y respetuosa hacia los demás, en la que nuestro interés está en expresarnos de forma honesta. Podemos darlo o podemos recibirlo y, en últimas, hacer las dos cosas al tiempo. Podemos darlo cuando nos llenamos de una emoción por algo que nos desborda de dicha y necesitamos así poder reciclarnos con otro –incluso hasta que nos contengan– como puede ser en el momento de gol de nuestro equipo preferido, o al recibir una excelente noticia, o al ganar una competencia.

El caso es que estamos tan llenos de gozo, que queremos dar lo mejor de nosotros en ese instante y casi cualquier persona que lo reciba es adecuada. Así sabemos que somos portadores de una energía desbordada y darla nos hace bien. Lo mismo le sucederá a quien lo recibe.

A veces, en estado de tristeza, desconsuelo, pérdida, o dolor emocional o físico, llenos de abatimiento y desolación, recibir un abrazo real y sentido es más reconfortante que una medicina, más sano que una copa de licor, y más ecológico y económico que cualquier gasto de energía.


Los resultados pueden ser espectaculares.En este caso hay que estar dispuestos a dejarnos contener por el otro y a recibir lo que su ser nos proporciona, como su confianza, seguridad, fortaleza, protección y, por ende, sanación.Hay otro tipo de abrazo, es un momento de dar y recibir al mismo tiempo (en los anteriores también se logra, pero en este caso el resultado es mayor).Se trata de abrazarnos a nosotros mismos, o sea, cuando somos capaces de darnos (al tiempo que recibimos) confianza, protección, seguridad, fortaleza y sanación, generando una grandiosa y estable autovaloración de lo que somos y de lo que podemos lograr para salir adelante en lo que se nos presenta.


Este singular estrategia se logra si somos capaces de integrar en el acto del abrazo todo el amor que poseemos –si no lo tenemos presente, podemos recrear el sentir, por ejemplo, con recuerdos de seres amados– y toda la calidez posible. Luego, con la mente dispuesta y las manos amorosas, nos consentimos y estrechamos con las manos cada parte de nuestro cuerpo, recordándole así lo importante, amada, respetada y valorada que es para nosotros.Al hacer esto, nuestro sistema de defensa reconoce de nuevo esta parte como propia, la valora como respetada y amada y no como un enemigo para atacar, como sucede con muchas.

Fuente: Terra Colombia
.

Post Relacionados por categorias


12 comentarios:

  1. totalmente de acuerdo!los abrazas t pueden hacer sentir una sensación d bienestar increible.

    ResponderEliminar
  2. Cuando un amigo te abrace, deja que sea él quien te suelte primero...

    Vivimos en una sociedad que rehuye el contacto físico y las muestras de afecto, pero son tan necesarias para nuestro bienestar emocional.

    Lo malo es que nos damos cuenta sólo cuando nos faltan.

    Un abrazo pues.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por compartir: Te mando un gran ABRAZO: Joman.

    ResponderEliminar
  4. Nuria,Josepmon,Joman

    Distribuyamos la energía.
    Cuando somos pequeños, no nos apetece los cargosos abrazos y besos de las tías y vecinas cariñosas.
    Hoy los necesitamos y como venimos medios carentes de ellos, manejemos la efusividad para descargar todo nuestro amor en frágil pero necesitado cuerpo receptor de mimos. Les envío un gran abrazo de oso!

    ResponderEliminar
  5. Si, vivimos en una sociedad castrada de demostraciones afectivas con contacto físico.

    Recibimos un legado absurdo de falsas castidades.
    No nay nada como un abrazo, un beso, una caricia para redondar las frases de afecto que podemos decir.
    Y si no las podemos decir, porque no nos salen las palabras adecuadas, es igual, el lenguaje corporal es cálido y entrañable.
    Pero eso se enseña y aprende en casa, en primer lugar.
    No escatimemos afectos...
    No escatimemos caricias...
    No escatimemos amor...
    Un abrazo bien fuerte y cálido.

    ResponderEliminar
  6. Un abrazo cuántico! si porque somos simples átomos que al contacto de otros, abrazándole, sienten si vibran bien, o mal...

    Un fuerte abrazo zen.

    ResponderEliminar
  7. Luna: que más decir...Un abrazo de luz.

    Marcos: Un gran abrazo minimalista.

    ResponderEliminar
  8. Lo tomo como un regalo de bienvenida (despues de viajar ja ja), lo siento, siento cada abrazo con ese impacto de energia que solo un ser te puede dar! es una sensacion como bien lo dices de sanacion!
    Un abrazo mi querido amigo!! y si un dia paso por alla te aviso para entregarte un abrazo amigo y un souvenir :)
    abrazos,

    ResponderEliminar
  9. Que cierto es esto de los Abrazos! un abrazo puede entregar más que mil palabras!
    Un Abrazo para ti también.Deseo que te encuentres muy bien.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Patricia: cuan hormiguita viajera, regresas de un largo viaje con más sabiduría para compartir.
    Siempre serás bienvenida. Abrazo

    Andrea: Abrazo de oso perezoso.

    ResponderEliminar
  11. me encantan los abrazos, nos llenan de algo.
    un beso

    ResponderEliminar
  12. Andy: abrazo y mucha energía para vos!. Un beso

    ResponderEliminar

Todos los comentarios serán leídos y moderados previamente

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...