31 de marzo de 2009

Zonas de quiebre personal. Inteligencia emocional

Lectura: 2 minutos

Un maestro samurai paseaba por un bosque con su fiel discípulo, cuando vio a lo lejos un sitio de apariencia pobre, y decidió hacer una breve visita al lugar. Durante la caminata le comentó al aprendiz sobre la importancia de realizar visitas, conocer personas y las oportunidades de aprendizaje que obtenemos de estas experiencias. Llegando al lugar constató la pobreza del sitio: los habitantes, una pareja y tres hijos, vestidos con ropas sucias, rasgadas y sin calzado; la casa, poco más que un cobertizo de madera...Se aproximó al señor, aparentemente el padre de familia y le preguntó:

“En este lugar donde no existen posibilidades de trabajo ni tampoco puntos de comercio, ¿Cómo hacen para sobrevivir?". El señor respondió: “amigo mío, nosotros tenemos una vaquita que da varios litros de leche todos los días. Una parte del producto la vendemos o lo cambiamos por otros géneros alimenticios en la ciudad vecina y con la otra parte producimos queso, cuajada, etc., para nuestro consumo. Así es como vamos sobreviviendo”.

El sabio agradeció la información, contempló el lugar por un momento, se despidió y se fue.

A mitad de camino, se volvió hacia su discípulo y le ordenó: “Busca la vaquita, llévala al precipicio que hay allá enfrente y empújala por el barranco.” El joven, espantado, miró al maestro y le respondió que la vaquita era el único medio de subsistencia de aquella familia. El maestro permaneció en silencio y el discípulo cabizbajo fue a cumplir la orden.Empujó la vaquita por el precipicio y la vio morir. Aquella escena quedó grabada en la memoria de aquel joven durante muchos años.

Un bello día, el joven agobiado por la culpa decidió abandonar todo lo que había aprendido y regresar a aquel lugar.
Quería confesar a la familia lo que había sucedido, pedirles perdón y ayudarlos. Así lo hizo. A medida que se aproximaba al lugar, veía todo muy bonito, árboles floridos, una bonita casa con un auto en la puerta y algunos niños jugando en el jardín. El joven se sintió triste y desesperado imaginando que aquella humilde familia hubiese tenido que vender el terreno para sobrevivir. Aceleró el paso y fue recibido por un hombre muy simpático.

El joven preguntó por la familia que vivía allí hacia unos cuatro años. El señor le respondió que seguían viviendo allí. Espantado, el joven entró corriendo en la casa y confirmó que era la misma familia que visitó hacia algunos años con el maestro.
Elogió el lugar y le preguntó al señor (el dueño de la vaquita): “¿Cómo hizo para mejorar este lugar y cambiar de vida?”. El señor entusiasmado le respondió:

“Nosotros teníamos una vaquita que cayó por el precipicio y murió. De ahí en adelante nos vimos en la necesidad de hacer otras cosas y desarrollar otras habilidades que no sabíamos que teníamos. Así alcanzamos el éxito que puedes ver ahora”.

Reflexión:Todos tenemos "alguna vaquita" que nos proporciona alguna cosa básica para nuestra supervivencia, pero que nos lleva a la rutina y nos hace dependientes de ella. Nuestro mundo se limita a lo que "la vaquita" nos brinda.

¿Cuál es "tu vaquita?.
¿Qué te imaginas que ocurriría si te deshaces de tu vaquita?.
¿Qué tan dispuesto estás a sacar a "tu vaquita" de tu vida?.
¿Qué te impide deshacerte de "tu vaquita?.

El cuento compartido y las preguntas de reflexión planteadas nos remiten directamente a un concepto clave en el coaching: "el quiebre".
Un quiebre es una interrupción en el fluir transparente de nuestra vida en el que tomamos conciencia de un campo específico que antes no identificábamos.

Nosotros mismos somos los que determinamos los quiebres y lo hacemos en dos situaciones:
(1) cuando expresamos sentirnos insatisfechos por algo que acontece en nuestra vida y (2) cuando visualizamos que nuestra vida puede ser diferente en uno o varios aspectos.
Podemos vivir los quiebres como positivos y negativos. El vivir un quiebre como positivo implica que éste expandirá nuestras posibilidades de acción y de resultados, en cambio el vivir un quiebre como negativo implica que éste restringirá nuestras posibilidades.
Nosotros podemos declarar quiebres en nuestra vida personal y profesional, y no limitarnos a esperar que estos ocurran. Para ello podemos preguntarnos: ¿qué situaciones de mi área personal o profesional deseo que NO sigan ocurriendo? o
¿Qué situaciones deseo que ocurran en mi vida personal o profesional?.
Las declaraciones de quiebres suelen empezar con la palabra: "Basta" (ejemplos: "Basta de seguir en esta relación de pareja", "Basta de seguir esperando que mi jefe me aumente el suelo", "Basta de estar fumando y estar poniendo en riesgo mi salud", "Basta de estar trabajando más de 12 horas y de no darme tiempo para descansar y compartir con la familia, etc.
Una persona que inicia un proceso de cambio por voluntad propia es porque ha ocurrido una situación de quiebre en su vida (ej: despido de trabajo, crisis financiera, divorcio, etc.) o porque ha llegado a un momento en que ha hecho una declaración de quiebre, es decir, cuando desea generar un cambio en su vida actual para aumentar sus niveles de satisfacción y alcanzar ciertas metas.
.
¿Tenemos nuestra vaquita todavía atada?
Texto: Patricia Flores Figueroa.
.

Post Relacionados por categorias


7 comentarios:

  1. Mira que me gustan las vacas,y mucho...pero a veces es verdad, mejor tirarlas por el barranco jajaja!!! En fin este cuento de Samurai, me gusta. Estudié todo el mundo Samurai también...es que me gusta todo amigo, ya sabes, soy un apasionado en estas cosas... Conocía este cuento, y da mucho que pensar, en fin no mucho, un poco, porque pensar mucho no es bueno para mi, mejor actuar plan zen, atento y sin dejarme invadir por todos estos pensamientos cansinos a veces....

    Personalmente lo hice varias veces, tirar cosas por el barranco. El penúltimo "tiro" al barranco que hice, fue hace diez años. Vivía en Francia y un día dije, NO, ¡BASTA YA! ME ABURRO AQUÍ... Me voy a vivir a Marbella, porque es allí que quiero vivir AHORA. Fue una aventura fuerte...MUY FUERTE... Mis amigos, clientes y familiares franceses pensaban que ya me enloquecí totalmente...Marcos ya esta listo para el manicomio...jajaja! porque cuando me vieron tirar por la borda 15 años de lucha para mantener una tienda que tenia alli, de antigüedades,joyas etc..., ahí como un loco vendiendo a precio de costo y menos toda la mercancía, hasta dando, regalando cosas, vaciando alegremente todo los 350 metros cuadrados de esa tienda... me decían todos si me encontraba bien...Yo les decía que nunca me encontré tan bien, nunca...! Fue Apoteosico, loco, caótico, lo vendí todo, regale lo que sobro, no me lleve nada más que parte de mi ropa, mi coche y el dinero que sobro después de pagar todos los impuestos y demás cosas pendientes. Era Genial amigo, genial...Después todo me fue magnifico, y Hoy estoy en otro "tiro" de nuevo.... Una vez más la vida me dio esa oportunidad, que agradezco, de tirar todo por la borda. Es genial y te diré porque.

    Hoy comparto mi vida con una maravillosa mujer que no me juzgo por mis pertenencias, ni por mi dinero, sino por quien soy. Hoy disfruto de poder escribir aquí lo feliz que estoy en este momento y lo agradecido que soy hacia la vida, el Universo Dios, mis seres queridos, mis amigos etc... Hoy se que estoy empezando una nueva etapa llena de sorpresas bonitas. Hoy veo más que antes. Hoy la Luz esta en mi camino. Hoy Siento a Dios vibrar en mi, EL guía mis pasos, me dice que hacer, cuando, como, donde, solo me entrego y sigo sus vibraciones cuánticas... Hoy es el mejor día de mi vida. Hoy te toco a ti que escriba como un loco. Hoy soy.

    Así que ya te diré como fluye esta nueva aventura, porque aun no se donde me lleva exactamente... pero siento que ¡TODO VA IR BIEN!

    Gracia amigo samurai por recordarme lo bueno que es dar, tirar por la borda, vibrar, confiar, avanzar.

    Un fuerte abrazo zen.

    ResponderEliminar
  2. Marcos: gracias por compartir tu experiencia en mi blog. Me siento identificado. Mi vida a dado muchas vueltas y pocos vuelcos que en definitiva me hacen muy felíz.
    Estuve en el negocio de las antiguedades y tengo una faceta artística fuerte, una excelente compañera de vida y un espíritu inquieto que siempre me llevó a descubrir países, gente, prácticas y estilos que sigo disfrutando.
    Te envío con locura un abrazo y espero que tengamos la oportunidad de conocernos. La fabricaremos.

    ResponderEliminar
  3. Si amigo, la vida esta llena de sorpresas...nunca sabemos con certeza lo que ocurrirá mañana. y eso, fabriquemos el encuentro, todo lo que uno quiere con pasión, lo acaba logrando como bien sabes.

    UN GRAN ABRAZO DESDE MI CORAZÓN Y HASTA PRONTO.

    FE, Paz y Amor.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo14:56

    hola, la idea de la reflexión es muy buena solo tengo algo q cometar. Si es un maestro samuray ¿Como es posible q ve un auto? ps en la historia dice: ...una bonita casa con un auto en la puerta...
    Muy buena la idea solo verificar esos detalles
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo16:06

    Amigo de Marbella:
    tu historia y la forma de contarla es más inspiradora que cualquier historia que pueda ser contada con carácter más "genérico".
    Te felicito por tu alegría! Gracias por contagiarla! Paz y felicidad para ti y los tuyos y para todos.

    ResponderEliminar
  6. Creo que todos tenemos una vaquita de la que de una manera o de otra dependemos. El deshacernos de ella nos dará lugar a averiguar de lo que somos capaces.
    Me ha gustado mucho el relato.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo6:50

    yo he pasado por lo mismo pero de diferente manera sin tener muchas cosas pero si teniendo la estabilidad de un trabajo y un estatus de toda una vida trabajando 30 años y todo eso y lo tire por la borda me vine a españa un pais que a pesar de la crisis me abrio sus puertas y me ha acogido con respeto y conocer mi nieto que si no lo hubiera hecho no me hubiera animado a venir nunca por el trabajo y cosas materiales que no valen nada en la vida perdi muchas pero gane en otras sabiduria y tranquilidad de levantarme todos los dias en paz conmigo misma ...igual espero que de todo esto surja una felicidad ......

    ResponderEliminar

Todos los comentarios serán leídos y moderados previamente

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...