29 de abril de 2009

Limpieza espiritual


Lectura: 3 minutos
Hace mucho tiempo, una joven llamada Carmen se casó y fue a vivir con el marido y la suegra, la señora Paula.
Después de algunos días, descubrió con sorpresa que no se entendían con Paula.
.
Personalidades diferentes. Carmen fue irritándose con los hábitos de la suegra, que solía criticarla.
Los meses pasaron. Carmen y Paula cada vez discutían y peleaban permanentemente por todo.
.
Carmen no soportando más vivir con la suegra, tomó una decisión extrema y consultó con un consejero experto en este tipo de litigios cotidianos: el Señor Wo
Después de oirla, el maestro tomó un paquete de hierbas y le dijo: "No deberás usarlas de una sola vez para liberarte de tu suegra, porque ello causaría sospechas. Deberás darle varias hierbas que irán lentamente envenenándola.
.
Cada dos días pondrás un poco de estas hierbas en su comida.
Ahora, para tener certeza de que cuando ella muera nadie sospechará de ti, deberás tener mucho cuidado y actuar de manera muy amigable. No discutas, debes ser comprensiva, ayúdala a resolver sus problemas.
Recuerda, tienes que escucharme y seguir todas mis instrucciones".
.
Carmen respondió: "Si, Señor Wo, haré todo lo que el señor me pida para eliminarla".
Carmen quedó muy contenta, agradeció al Señor Wo, y volvió muy apurada y entusiasmada para comenzar el plan.
Pasaron las semanas y cada dos días, Carmen servía una comida especialmente tratada a su suegra.
.
Siempre recordaba lo que el Sr. Wo le había recomendado sobre evitar sospechas, y así controló su temperamento: obedecía a la suegra, la contenía y la trataba como si fuese su propia madre.
Después de seis meses, la casa entera estaba completamente cambiada. La dinámica de la relación se tornó distinta.
.
Carmen había controlado su temperamento y casi nunca la aborrecía. En esos meses, no había tenido ni una discusión con su suegra. Ella era más amable y hasta resultaba fácil convivir con Paula.
Las actitudes de la suegra también cambiaron y ambas pasaron a tratarse como madre e hija.
.
Un día, Carmen fue nuevamente a visitar al Sr.Wo para pedirle ayuda y le dijo: "Querido Señor Wo, por favor ayúdeme a evitar que el veneno mate a mi suegra. Ella se ha transformado en una mujer sumamente agradable, comprensiva y la amo como si fuese mi madre. No quiero que ella muera por causa del veneno que le dí".
.
El Sr.Wo sonrió y señaló con la cabeza: "Señora Carmen, no tiene por qué preocuparse. Su suegra no ha cambiado, la que cambió fue usted.
Las hierbas que le dí, eran vitaminas para mejorar su salud. El veneno estaba en su mente, en su actitud, pero fue echado fuera y sustituído por el amor que pasaste a darle a ella".
.
La mayor parte de las veces recibiremos de las otras personas lo que les damos.


El plantar es opcional, pero la cosecha es obligatoria.
Por eso, tengamos cuidado con lo que plantamos.


Post Relacionados por categorias


7 comentarios:

  1. ¡No conocía este cuento!

    Soy de las que siempre creen y aseveran, que la actitud que disponemos frente a una situación, ante la vida, y también hacia las personas, es básico y fundamental y que por suerte, podemos cambiarla, adoptando las positivas frente al dolor y a los problemas.

    Lo mismo pasó entre estas dos mujeres. Un cambio en una, llevó al entendimiento y hasta el cariño entre ambas.
    Ayer, mirando una película, el actor dijo: "Nuestros actos acá, tienen eco en la eternidad", por eso, plantemos con cuidado para obtener una buena cosecha.

    Me gustó mucho esta historia.

    ResponderEliminar
  2. Me he acercado varias veces y se me borraban los comentarios, o no podia hacerlos. Me encanta el blog y todo lo que transmite. Felicitaciones!
    También hice un link en mi covacha cuando lo inauguraron, ecomendándolo.
    Conocía este escrito. Cuánta verdad... muchas veces no nos damos cuenta y justamente recibimos lo que entregamos, como en el post anterior: causa-efecto. A veces en palabras, a veces en posturas corporales, cuántos mensajes enviamos sin ser concientes. Lo bueno sería comenzar a registrarlos y modificarlos no? Un beso

    ResponderEliminar
  3. Marcela y de Lirium: Todas las miserias humanas pueden estar como desechos desparramados en algún rincón de nuestro ser.
    Limpiar la basura nos asegura liberarnos de sentimientos impuros, recuerdos de vivencias que no tuvieron su debido cierre o duelo. Es por ello, que una persona que puede mantenerse limpia y vacía de contaminantes, logra muy facilmente ordenar su hogar (hablo de HOGAR como sinónimo de espíritu en paz, ya que "casa" no tiene el mismo sentido emocional. Es un continente que puede no tener ningún contenido.La felicidad y el calor de hogar puede alcanzar a cualquier casa si se dan las condiciones de quienes las integran.
    Cualquier casa no adquiere facilmente el equilibrio necesario, ya que depende exclusivamente de la armonía de sus moradores y sus procesos internos que son propios e individuales.

    de Lirium: tu blog es un desborde artístico en donde me sentí muy contenido al poder leer poesía mientras escuchaba una música de las que sugerís, para luego degustar un cuadro. El del inicio, al igual que un plato de comida chica es una explosión estética de colores y me encantó!!
    Saludos escorpiana

    Tendencia

    ResponderEliminar
  4. Tendencia, muy interesante el tema que has expuesto, pues muchas veces, estamos astiados de algo o de álguien y no hayamos cómo hacer, para parar la situación o revertirla.
    Creo que en varias oportunidades depende de voluntad y pensar un poco en que todos los seres humanos somos distintos, aunque encontremos afinidades, u otras cosas parecidas a las nuestras, pero en el fondo, somos personas con un mundo muy distinto.

    La tolerancia, la paciencia y la amplitud de mente , creo a mi parecer ,que son muy buenos elementos a considerar cuando pasamos por situaciones así.
    Generalmente el "mito de la suegra", muchas veces queda como un mito, pues es cosa de tratar de relacionarnos lo mejor posible , considerando factores tan importantes a veces, como la diferencia de edad.
    Un mala actitud, desembocará en una mala actitud, una sonrisa, desembocará en calma.

    Como dices , es una forma de limpiar el espíritu y dar lo positivo que todos llevamos, pues es la mejor manera de cosechar frutos jugosos y sanos.

    Te dejo un abrazo super grande y un muy buen inicio de semana amigo.

    Agualuna

    ResponderEliminar
  5. Hola Tendencia, yo tampoco conocía este relato que además de ameno es brillante y encierra la enseñanza de un buen concepto de vida, dar paso a la posibilidad de mejorar un sentimiento.
    La desintoxicación de estos "venenos" nos permite llevar las riendas de nuestra propia vida, somos libres para crear, sentir, dar, compartir, tener ideas claras, recibir sin cuestionamientos, tener la gloria de una vida diáfana.
    Los sentimientos pequeños existen, claro que sí,también los nocivos y paralizantes, pero también sus contrarios.
    Con respecto al hogar...no puedo concebir un lugar mejor, tengo el privilegio de encontrar en el mío, el entorno más lindo para crecer, en el sentido más amplio.
    Un beso grande y hasta un nuevo encuentro!
    Patricia

    ResponderEliminar
  6. Que hermoso este cuento y que sabiduría la del Sr Wo. Esto nos ocurre muchas veces en la cotidianidad , sin darnos cuenta que también tenemos que poner de nuestra parte para hacer ,tanto del ambiente como de la gente que nos rodea, un mundo mucho más llevadero e incluso aperturarnos a nuevos afectos , saludos :)

    ResponderEliminar
  7. es la primera vez que leo este relato y encierra una gran verdad, siempre recibimos lo que damos en nuestro trato con los demas,si observas no es dificil entender que asi como tu das, asi recibes, las relaciones son reciprocas... ¡el amor todo lo tranforma!
    un abrazo de luz y buena energia.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios serán leídos y moderados previamente

Únete a la Red Social TV aquí.

Únete a la Red Social TV aquí.
Sabiduría Práctica para todos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...