16 de enero de 2009

Corriendo con la virtud, los pecados capitales y la frugalidad


Lectura: 1 minuto

Los pecados están rotulados bajo un número cabalístico que no los hace ningún juego, ni indica que lo que hacemos sea producto del azar.
Hablo de pecados y no de mandamientos; porque parece que en el mundo organizado, se olvidaron del precepto "no matarás".
En esta época donde el tiempo escasea y las excusas se cronometran a la orden del día, es interesante que en el arranque del periplo por "Mi vida 09-10", prestemos atención a nuestros signos vitales.

Así como antes de correr verifico mi pulso, modero mi respiración, agudizo mi visión periférica, precaliento los músculos, me concentro por el itinerario, y defino si es de carácter competitivo o de recreación; con estos siete estigmas deberíamos operar de similar modo.
Ellos reflejarán en nuestra ruta los síntomas de un acto deshonesto con nosotros y el prójimo, afectando la performance y el disfrute de la travesía.
Debemos realizar un mantenimiento correctivo de aquellos hábitos que nos hacen sufrir, para luego "mantenerlos" con una práctica sana y saludable. No es sencillo.
La fortaleza de los siete pecados capitales está en que de ellos surgen otras tantas desviaciones en nuestra conducta, y son quienes nos alejan del proceso de mejora contínua. ¿Qué atributos positivos tengo? o ¿cuáles me faltan o debo revertir?. Los siete pecados capitales y virtudes para revertirlos son:

1- Soberbia - Humildad. 2- Avaricia - Generosidad. 3- Lujuria - Castidad. 4- Ira - Paciencia. 5- Gula - Templanza. 6- Envidia - Caridad. 7- Pereza - Dirigencia

Todo el mundo habla de crisis globales y personales.
A está altura, creo que el terror por la crisis global enterró a cualquier crisis local, y la transformó en algo seguramente temporario pero que ya tiene otro nombre y dimensión que transformó al concepto original.
Hacemos premeditadamente cosas por supervivencia o previsión, que nunca antes en nuestra vidas realizamos.
Si la crisis global requiere soluciones globales, los problemas personales tienen que circunscribirse al individuo. Sacando los que atentan externamente, los endógenos son los que debemos trabajar.
Lamentablemente, debemos tener una paupérrima capacidad amatoria y baja autoestima, porque el prójimo se siente aislado y excluído de nuestro amor. Seamos menos individualistas.
¿Cómo hacerlo y resumirlo en una sola palabra? Actuando más a favor de los otros y menos en uno mismo. Todo vuelve. Es la retribución que se percibe cuando uno no espera nada a cambio.
Creo en el capitalismo, pero confieso que miro con buenos ojos algunos modelos de economía tribales y tercermundistas denominados "Economía del Don", donde la premisa es asegurarse que al vecino de uno no le falte nada.

Post Relacionados por categorias


16 comentarios:

  1. Vivir en armonía implica vivir en armonía "con todos". Es cierto que el modelo capitalista es si bien se quiere "positivo" pero, desde el punto del vecino como dices el buen vecino, jamás deja de lado a quien lo ha acompañado. Hay modelos economicos que son realtivamente buenos, falta ver si con el tiempo logramos vencer esos demonios de los pecados capitales .

    siempre he pensado que desde la buena alimentación, las buenas baese familiares y el amor de quienes te rodean la vida tiene otro color, pero que ves hoy en día a tu alrededor que te haga pensar que el vecino realmente no te va a dañar?

    Son muchas cosas y el mundo se esta haciendo pequeño... volver a vivir en un mundo de paz o mejor dicho vivir en un mundo lleno de paz creo que primero deberíamos tenerla por dentro!

    Mi querido amigo somos un espejo, qué crees que estamos reflejando realmente?

    bendiciones...

    ResponderEliminar
  2. Inés:
    Reflejamos miserias ocultas que afloran; de frente.
    Y desde atrás; una mochila enorme que cargamos sin reconocer al dueño.
    Y si el alma está llena de agujeritos, son carencias que tratamos de llenar con objetos por ser consumistas y sentirnos que estamos felíces...por un instante. Y volvemos al ataque de indiferencia con nuestro principal interesado que somos nosotros.
    Para conocer más sobre la infelicidad y nuestras conductas, fijate con tiempo un video de 26 minutos que puse hace un par de días y que será de inspiración para tus letras. Besos

    ResponderEliminar
  3. Oye y donde hay una tribu d'esas que me voy yo p'allá. Un poquito de tomaydaca me vendría de perilla.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. María: la "Gift Economy" es una teoría de Piotr Kropotkin que se aplica en algunas comunidades de campesinos e indios de América.
    Se dice que se eliminaría la pobreza.Asegurarse que el vecino no -necesite- nada. Sociedades no consumistas.
    Algunos ejemplos solidarios:
    1-Los cazadores les brindan a todos los recolectores con malas temporadas, comida y abrigo. Es recíproco.
    2-Líderes que reparten su riqueza para asegurarse una posición honorífica.Ver Algunos sultanatos árabes (No dádiva)
    3-La filantropía de las empresas por marketing para arribar a la comunidad e impactar achicando distancias y enlazar afecto a la marca.
    4-Algunas ceremonias budistas donde se da para mejorar la situación del otro.
    5-El software libre que nos permite crecer a todos sin esperar "en principio" nada a cambio.
    6-Book Crossing: una modalidad bohemia que ofrece libros gratis de primer nivel para leer y dejarlo en circulación en el mundo.Que todos puedan leer a los grandes.
    7- Cambiando hogares: Open Mind.
    Le presto mi casa a cualquier interesado en el mundo de esta modalidad a cambio que me preste la suya.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. María: un buen ejemplo es el video que menciono arriba que le ofrezco (Argentina) a Inés (Venezuela)y que me ofreciste en el eter desde Observando.
    Besos a ambas

    ResponderEliminar
  6. María: un buen ejemplo es el video que menciono arriba que le ofrezco (Argentina) a Inés (Venezuela)y que me ofreciste en el eter desde Observando.
    Besos a ambas

    ResponderEliminar
  7. Soy pesimista con relación a lo escrito en el último párrafo. El Siglo XX dejó una terrible enfermedad que nos sigue a sol y a sombra y aumenta. No es el SIDA, es la DEPRESIÓN y todas las enfermedades emocionales de arrastre. A mayor tecnología, ciencia y enlaces de comnicación, paradoja mediante, mayor aislamiento e individualidad. Estas proyecciones podemos verlas ya en ensayistas ilustres de comienzos del Siglo XX. Cito a Wells. Un ejemplo en plan de film es Wally-E. Un magnífico dibujo animado para adultos que plantea un futuro muy probable. Lo mismo en Brazil o 1984. Por eso sigo pensando que frente a las dos corrientes filosóficas que postulaban por un lado que la sociedad es buena y por el otro que la sociedad es mala, siempre me quedo con esta última. El hombre NO debe vivir en sociedad. La sociedad es lo peor que hay.

    Al margen, como hedonista que soy no puedo evitar violar algunos pecadillos capitales... solo se vive una vez.

    ResponderEliminar
  8. Interesante blog el tuyo. Te enlazo. Me pasaré a menudo. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Tendencia Vital, gracias por la información sobre Kropotkin. El tema me interesa. Trataré de averiguar más sobre eso y sobre las ceremonias budistas. Espero seguir intercambiando en el éter. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Wig: Bienvenido, te estaré visitando para potenciar intereses mutuos. Un abrazo
    María: Luego de viajar por Asia, (China, Hong Kong, Tailandia, Bali y Singapur) mi visión sobre el bienestar cambió mucho. Un abrazo

    Cuervo Lopez: tenés a tu disposición toda la selecta carta de pecados capitales con finas hierbas a tu disposición. Acompañalos con buen vino.
    El debate es largo y entiendo el cuadro que dibujás.
    Me interesa el comportamiento social y las culturas. Viajé bastante, conozco gente exquisita por internet, valoro la espiritualidad y el saber compartir. Crecí profesionalmente en empresas, Me casé, divorcié y estoy felizmente en pareja. Todo esto lo hice en sociedad. En las sociedades modernas; tenés que tener lucidez para ser malo y no serlo.Es la forma de sobrevivir en alerta y dormir tranquilo.
    Si la tecnología hoy achica más las distancias; también lo hizo en su momento el teléfono y el auto. De nada sirven los medios si no hay un buen uso de ellos. La comodidad achata.
    ¿AISLAMIENTO? Esto se resuelve con el cambio personal:actitud e INICIATIVA de uno, mover el c..., la lengua y las neuronas sobre lo que a uno realmente le interesa.
    En escena... ¿Necesitás algo?, buenos días, buenas noches, gracias, adelante, disculpame,permiso, PERDÓN.
    ¿Tomamos un café?, ¿Me ayudás?
    Una sociedad elemental que por ejemplo realizás de común acuerdo - hacete cargo- es la de comunicarte con una cantidad de seguidores que "evangelizás" con tu blog. Emisor, receptor, feedback = Comunicación. El punto es como miltiplicar (si mil) nuestras relaciones cotidianas para que el valioso resultado deprima al fantasma de la depresión; no a uno.
    Le juego fichas a cualquier sociedad porque tengo algo por que luchar. Para estar solo, tengo el piloto automático.
    Somos latinos, no escandinavos ni suicidas japoneses.
    No te preocupes. Todo es relativo. Lo único permanente es el cambio. Si hoy fuera la depresión, mañana será otra cosa.¿Te preparaste para mañana?

    ResponderEliminar
  11. "¿Te preparaste para mañana?"
    No. Me preparé para el martes... Voy a saciar mi gula y mi pereza y luego sigo.

    ResponderEliminar
  12. Marcela,
    Necesaria reflexión en momentos de locura e incomprensión. Alguna vez alguien me dijo que a la persona que peor me cayera y por quien sintiera gran desconfianza y rencor le deseara lo mejor y le enviara mucha luz. ¡Qué trabajo me costó! La verdad es que no soy ninguna santa y cuando siento, lo hago con una gran intensidad (todo lo bueno y todo lo malo!). Al paso del tiempo reconozco que ese consejo resultó liberador; creo que en el fondo lo que uno piensa y hace se regresa de alguna manera. El odio me envenena a mi misma y al paso del tiempo acabo odiándome.

    No pretendo que las personas que me desagradan y las situaciones que me lastiman desaparezcan, pero quiere tener la posibilidad de decidir como vivir lo que me sucede y está fuera de mi control.
    Gracias por recordarme esto.
    Un beso grande y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  13. Claudia: cuesta mucho trabajo; pero para los temperamentales que no encuentran facilmente el equilibrio es la mejor opción para no hacerse daño.No saben medir las consecuencias de lo que hacen.
    Con un cuento no podemos representar nuestras vivencias, pero ayuda.
    Un sabio y referente maestro samurai, fue desacreditado públicamente y sin motivo por un novato que quería desafiarlo para la lucha.Hasta desenfundó su sable amenazándolo inpunemente. Recibió humillaciones de todo calibre por haber rechazado con una sonrisa y mucha tranquilidad su propuesta.
    El novato quería figurar y ser reconocido en su sociedad como poderoso.
    Inmediatamente y dado el tenor de lo sucedido, sus discípulos le preguntaron luego de tantas enseñanzas recibidas sobre la conducta del ser y su temple de guerrero; como no reaccionó.
    El maestro con una sonrisa preguntó:
    Si te traen un regalo y no lo recibes: ¿De quién es el regalo?
    Un silencio crudo y latente, dió espacio luego de segundos a que uno de ellos conteste..."de quien lo trajo".
    A lo que el maestro remarcó: "Toda esa soberbia, humillación, odio y verborragia le quedará al que lo trae".
    Sítesis: ponerse al nivel del oponente es bajarse y debilitarse.
    Un beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por la respuesta y el cuento. Vaya día de aprendizajes. Un beso a la mensajera.

    ResponderEliminar
  15. TV: Sí. El debate es largo... yo también crecí en la sociedad y en sus diversas escalas: trabajo, familia, amigos, etc. Sé que todo es relativo y el movimiento pendular se aplica. Sencillamente a esta altura de mi vida, soy escéptico y estoy profundamente desilusionado de TU sociedad. No dudo que has vivido mucho más que el coto cronológico del tiempo. Yo igual. La sociedad, como toda creación humana (y un ejemplo válido es la Iglesia), corrompe, presiona, sojuzga. La libertad es una quimera. Ok. Uno es uno, y mover el c... y la actitud personal, etc.; pero el engranaje absorbe. Quizá la profesión en la cual me desenvuelvo tenga algo que ver. No sé. Yo nací en sociedad y luego todo lo que hice, lo hice en el marco de la sociedad obligado por los esquemas. Claro, también disfruté e hice cosas con la escasa libertad que te queda.
    No me interesa más vivir en alerta.
    Si pudiera, prefiero la punta del Tibet a esta sociedad. Un eremita.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios serán leídos y moderados previamente

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...