28 de octubre de 2008

Razones del corazón


Lectura: 2 minutos

El corazón razona porque tiene razones.
En este caso, podemos decir que tiene una corazonada.

Quizás un fragmento de la novela "Sobre héroes y tumbas", nos sirva para ver la aguda visión que plantea este gran escritor argentino sobre la esperanza y la angustia.

"Toda consideración abstracta, aunque se refiera a problemas humanos, no sirve para consolar a ningún hombre, para mitigar ninguna de las tristezas y angustias que puede sufrir un ser concreto de carne y hueso, un pobre ser con ojos que miran ansiosamente (¿hacia qué o hacia quién?), una criatura que sólo sobrevive por la esperanza. Porque felízmente, el hombre no está sólo hecho de desesperación, sino de fe y de esperanza; no sólo de muerte, sino también de anhelo de vida; tampoco únicamente de soledad, sino de momentos de comunión y de amor. Si prevaleciese la desesperación, todos nos dejaríamos morir o nos mataríamos, y eso no es de ninguna manera lo que sucede. Esto demuestra la poca importancia de la razón, ya que no es razonable mantener esperanzas en este mundo en que vivimos.

Nuestra razón, nuestra inteligencia, constantemente nos está probando que ese mundo es atroz: la razón es aniquiladora y conduce al escepticismo, al cinismo y finalmente a la aniquilación. Pero, por suerte, el hombre no es casi nunca un ser razonable, y por eso la esperanza renace una y otra vez en medio de las calamidades. Y este mismo renacer de algo tan descabellado, tan sutil y entrañablemente descabellado, tan desprovisto de todo fundamento es la prueba de que el hombre no es un ser racional. Y así, aunque los terremotos arrasan una vasta región de Japón o de Chile, ....... una guerra cruel y sin sentido para la inmensa mayoría de sus víctimas mutila y tortura, asesina y viola,....... a los sobrevivientes, los que asistieron, espantados e impotentes, a esas calamidades de la naturaleza o de los hombres, esos mismos seres que en aquellos momentos de desesperación pensaron que nunca más querrían vivir y que jamás reconstruirían sus vidas ni podrían reconstruirlas aunque lo quisieran, esos mismos hombres y mujeres, esos precarios seres humanos empiezan de nuevo, como hormiguitas tontas pero heroicas, a levantar su pequeño mundo de todos los días; mundo pequeño, es cierto, pero por eso más conmovedor.
De modo que no son las ideas las que salvan al mundo, no es el intelecto ni la razón, sino todo lo contrario; aquellas insensatas esperanzas de los hombres, su furia persistente para sobrevivir, su anhelo de respirar mientras sea posible, su pequeño, testarudo y grotesco heroísmo de todos lo días frente al infortunio.

Y si la angustia es la experiencia de la nada, ¿no será la esperanza la prueba de un sentido oculto de la existencia, algo por lo cual vale la pena luchar? Y siendo la esperanza más poderosa que la angustia, ya que siempre triunfa sobre ella porque si no todos nos suicidaríamos, ¿no será que ese sentido oculto es más verdadero que la famosa nada? ".

Ernesto Sabato

Post Relacionados por categorias


5 comentarios:

  1. Existe la nada? Quizás sí, para que luego de la angustia podamos ver el todo. No sé, quizás...
    Tampoco estoy segura de que la esperanza sea más fuerte que la angustia, quizás porque a veces he podido superar la angustia aún sin esperanzas. Un beso. Interesante texto.

    ResponderEliminar
  2. Leí tu respuesta anterior: no siento tener autoridad respecto a los mandalas, simplemente juego. Si bien sé del significado de los colores y lo que pueden provocar en el momento de realizarlos simplemente juego. Quizás porque garabateo para que mi terapeuta los interprete. Y si los demás los toman y encuentran lo que buscan bienvenidos sean. Es simplemente así. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Creo que el mundo de cada quien es eso, de ese tamaño, de esa distancia incluso de eso que solo puede ver "cada quien".
    Como dices, hormiguitas tontas que comienzan a rehacer su pequeño mundo.

    La razón la vemos solo cuando desaparece la conciencia de creación o podríamos decir que somos seres creativos con o sin razón.

    Ernesto Sabato nunca me pareció un ser espiritual mas sin embargo si exclente escritor ahora bien si estamos converzando de la Raón como es que terminamos hablando de absolutamente nada?

    Asi es, somos así, irracionales, emocionales, disparejos en pequeños mundo parejos o nos terminamos de adaptar o pues nos termiamos de desaparecer.

    Creamos realidades desde la ignorancia para luego medio aprender que somos co-creadores del universo para luego sufrir por el daño que hemos hecho y todo por tener ese raciocinio que nos dice que hemos avanzado o retrocedido según sea el caso en fin...
    es un tema sumanente extenso pero agradable aunque parezca algo sin razón...

    Encantada de haberte conocido de haberte leido me sentí como si estuviera en mi blog Conversando con mi Pensamiento donde Marcela me visitó y me invito cordialmente a visitarte.

    Pues encatada de leerlos y este post me pareció exclente sobre todo muy reflexivo.

    Muchas gracias Marcela por tu visita y estaremos en contacto . De todo corazón les deseo mucho exito y les dejo muchas bendiciones.

    ResponderEliminar
  4. Al contrario: muchas gracias a vos Inés por venir a visitarnos.
    Un placer y acá te esperamos cuando gustes.
    Cariños

    ResponderEliminar
  5. Ines: bienvenida y gracias por tu interesante aporte.
    Comparto plenamente tu enfoque.
    En lo referido a Sábato, nunca me pareció el clásico ser espiritual, que derrocha optimismo y no se queja, tiene un carácter depresivo, una vida sufrida y muchas de sus vivencias oscuras se reflejan en la expresión profunda de sus pinturas. Hoy es un hombre mayor, exitoso y aplaudo toda su obra sin generar desde mi desconocimiento mayores críticas literarias al respecto.
    La interpretación que le doy al relato de la razón que se desencadena en la nada,-complicado-
    es que la angustia parte del no saber ni poder controlar lo que pasa.No pasa NADA. La razón y el deseo no van de la mano. Eso es TODO. Hay mucha demanda de una repuesta sin ESPERANZAS.
    Los chinos y el Tao hacen alusión a que el todo y la nada es lo mismo. Hay Yin Yang. Complementariedad, sustitución, unidad.Pero un factor tiene relación y dependencia con el otro.
    Sábato dice que la esperanza es más poderosa que la angustia. Esa expectativa es la que define el esperar algo que quizás sea todo o ..nada.
    Viniendo de él y sabiendo que es un texto controvertido y no apto para domingos a la tarde, me suena muy optimista de su parte exponerlo como un verdadero practicante de la fe.
    Un Beso y estaremos en contacto.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios serán leídos y moderados previamente

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...