14 de septiembre de 2008

Henry Thoreau, el nuevo rico.



Lectura: 1 minuto


El grado de cosas que un hombre puede desechar en su vida, es lo que proporcionalmente hará a un hombre más rico.

No es cuestión en la vida de tener mucho de algo o todo, sino de tener lo necesario que realmente uno necesita para vivir y ser felíz.

A estas conclusiones llegó un americano que decidió alejarse en un verano de 1845 de su casa en la ciudad y construirse él mismo, una en el bosque para vivir durante dos años y abordar el autoconocimiento con la naturaleza, la soledad y su ser.

Este Licenciado de Harvard nacido en Massachussets, nunca supo los alcances de su filosofía que motivó a meditarla con detenimiento a otras figuras del otro lado del globo; como León Tolstoi o Mahatma Gandhi entre otros.

Focalizó pequeños pasajes cotidianos que fueron motivos inspiradores para su obra: las estaciones del año, sus paseos, los pájaros, la soledad y la escritura en contacto con la naturaleza.

"Vivir sin prisas es de un ser sabio. Las únicas cosas grandes y valiosas, son las que tienen una existencia permanente y absoluta. Los placeres y miedos son insignificantes y representan solo una sombra de lo que llamamos realidad."

Las ideas de este "loco" considerado uno de los primeros ecologístas fueron:

- La mayor riqueza en una persona se concibe cuando sus placeres son más económicos.


- La civilización actual se compone de millones de individuos juntos en un lugar con poco espacio y en total soledad.


- La naturaleza es el único sitio donde el ser humano puede encontrarse con sí mismo.


-Las cosas no cambian. Nosotros sí.


-La mejor inversión del mundo para tu vida es jugarse por la bondad.


- La libertad, el contacto con la naturaleza, y el pensamiento en soledad para elegir tu destino, son la mayor riqueza que puedes poseer.



Post Relacionados por categorias


4 comentarios:

  1. Hola Tendencia,
    Estamos tan inmersos y preocupados por superficialidades, que cada vez estamos más lejos de nuestra esencia; y nos seguiremos apartando de ella a medida que creamos en falsos dioses.
    Creo que todo se resume en el primer párrafo que escribiste, donde sin ninguna duda, es una filosofía de vida para tener muy en cuenta si queremos crecer y alcanzar lo que ansiamos: la felicidad.

    Excelente!

    ResponderEliminar
  2. Hola Tendencia,
    Estamos tan inmersos y preocupados por superficialidades, que cada vez estamos más lejos de nuestra esencia; y nos seguiremos apartando de ella a medida que creamos en falsos dioses.
    Creo que todo se resume en el primer párrafo que escribiste, donde sin ninguna duda, es una filosofía de vida para tener muy en cuenta si queremos crecer y alcanzar lo que ansiamos: la felicidad.

    Excelente!

    ResponderEliminar
  3. Rico no siempre es el que más tiene, sino el que menos necesita para ser felíz.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno, lo desconocía. Seguramente alguien muy ávido de desconectarse de la ciudad para conectarse con la naturaleza es capaz de esa experiencia, y seguramente con una sensibilidad especial. Beso.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios serán leídos y moderados previamente

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...